Primer ejemplo

Mandar un correo personalizado en el que con un clic se puedan dar de alta de mi blog para recibirlo directamente. Todos los gastos en excel PARA EL BLOG WORDPRESS. ORGANIZACIÓN Y PRODUCTIVIDAD EN TU HOGAR Y EN TU VIDA • Saber traerme fotos chulas y que se abra los enlaces que pongo en color, algo de DM o de algún otro blog • Poner negrita, boliches… • Hablar de nuevas tecnologías culinarias • Poner tiempo necesario para leer cada post • 1º día = nutrición, trucos y para adelgazar y saber comer • 2 día = tecnologías • 3º día = organización y productividad, buenos aparatos, nevera y congelador, placa de vitrocerámica mejor que de gas, puede que de inducción, minipimer potente, ollas superrápidas que no Express, microondas, pinzas largas de cocina… afila cuchillos… un mínimo de cosas buenas • Dónde voy escribiendo posts • Cómo archivarlos y programarlos para que se publiquen cuando yo quiera

 Que se puedan inscribir fácilmente. • Se puede colgar un libro para descolgarlo • Colgar mis libros • Posts que has hecho Vuelvo a retomar un blog, ahora totalmente distinto y con nuevas ideas. Siempre he pensado que un hogar, aunque sea mono parenteral, debe tratarse como si fuera una empresa, mini, pero empresa. Y no digamos si es ya una familia con 1 o 2 hijos. Más del 50% del presupuesto familiar se gasta en el hogar, no solo en alimentación, sino en gastos usuales de la casa, averías, reponer ropa de casa y de las personas, imprevistos… Así que este blog no va a ser de recetas, en principio, aunque si me pedís alguna la colgaré. Hay miles y miles en Internet, aunque hay que saber discernir entre las que son buenas y “salen” y las que no. En principio hablaré un día de nutrición o cocina, trucos, consejos, bulos…, otro día de las nuevas tecnologías culinarias, y finalmente de organización y productividad. Nunca pensé que me dedicaría a la cocina y la nutrición, aunque siempre me han apasionado, y mucho menos a impartir clases, y escribir libros. En gran parte se lo debo al catedrático de Bromatología que tuve en el último año de mi carrera. Sin él saberlo, ni yo en aquel momento, marcó de alguna manera mi vida. Cuando después de mi primer hijo, sin casi un duro en el bolsillo y viviendo lejos de toda la familia, me dí cuenta de que me tenía que espabilar y poner en práctica algo que se ha olvidado actualmente, pero que sigue vigente, “o ganas más, o gastas menos”. Al irme a vivir a una ciudad distinta a la de Madrid, y como de paso, yo no trabajaba fuera de casa. Acababa de terminar la carrera y no sabía ni papa. De hecho, en aquella época, como decía mi padre, en la Universidad te daban los conocimientos suficientes para empezar a aprender. Salvo los compañeros que pusieron inmediatamente una farmacia, los demás entraron a trabajar sin beca y sin ganar un duro. Las guarderías no existían, las muchachas escaseaban y con el maravilloso sueldo de mi marido, todo un señor doctor ingeniero, no había para mucho. Comer bien, siempre en casa, pagar el alquiler que ya entonces era enorme, la calefacción individual que era otro pico, y poco más. Ni coche, ni gastos fuera de casa, ni lujos. Y ahí empezó mi organización y productividad. El piso a “estrenar” era viejo, muy viejo aunque recién pintado, pero con todos los inconvenientes de los pisos viejos. Suelos de baldosas, horribles a la hora de mantenerlas medianamente decentes. Es verdad que en mi casa había habido siempre una buena organización pero es en el colegio donde aprendí de verdad a ser una buena maestra. Pero a los pocos años, cuando ya tenía tres niños y vivía en pleno campo, a 3 o 4 kilómetros de lo que en aquella época era un pueblecito, y a 50 kilómetros de la capital, entonces un pueblo grande. 3 Marzo 2010, ABC, al super con el móvil. Los smartphones o teléfonos inteligentes saben de todo ya que con unos pequeños programas permiten leer, con la cámara del móvil, los códigos de barras de los productos de las tiendas o supermercados. Se podrá saber a qué altura y en qué pasillo está el alimento que buscas, queso por ejemplo, y que otro alimento “casa” bien con él, membrillo por ejemplo. IBM ya tiene un programa que se llama “Presencia” que vía móvil detecta al comprador desde que éste pone un pie en la tienda y desde ese momento va a por él. Buscar en The New York Times. Las tiendas del futuro serán probablemente así, aunque no parece que vaya a suceder a corto plazo porque la tecnología necesaria es muy cara y serán pocos los que puedan pagarla. DIARIO MÉDICO 23 FEBRERO. Tendría que saber buscarlo= conferencia en la Universidad Complutense de Madrid invitado por el Instituto Técnologico PET. Jorge Barrio profesor de Farmacología Médica y Molecular de la Universidad de California, argentino pero con raíces castellanas está investigando cómo adelantar la detección de la enfermedad de Alzheimer. En la India, ha observado que la incidencia de esta enfermedad es menor que en otros países posiblemente porque es una parte del mundo dónde más curry se consume y se sabe que la cúrcuma, que yo aconsejo en lugar de la tartrazina, destruye las placas causantes de la enfermedad. Más evidencias científicas avalan a la dieta mediterránea y a los ácidos grasos omega 3, así como a la actividad física con una menor incidencia de Alzheimer. La educación y el entrenamiento cerebral son elementos claramente preventivos. Cuanto mayor el nivel cultural, menor es la incidencia del Alzheimer. ORGANIZACIÓN Y PRODUCTIVIDAD EN EL HOGAR Para ser realmente productivos, lo más importante es estar bien organizado, tanto a la hora de distribuir nuestro tiempo, como nuestro trabajo, fuera y dentro del hogar. Yo me voy a referir solamente a lo que se debe hacer para estar bien organizado en la vida en general. Variará, por supuesto, si se trata de una persona que vive sola o ya de una familia, aunque sean solo dos. En cualquier caso • Anotar todo el tiempo que vamos a poder dedicar al hogar en sí. Variará según el tipo de trabajo de cada uno, de su ubicación cerca o lejos del mismo, de las actividades que se realizan, y de cómo quiere cada uno enfocar su vida. Si os interesa tan solo un poquito vuestra salud, dos cosas son fundamentales y totalmente imprescindibles: alimentarse de una manera sana y hacer algún tipo de ejercicio. Muchos estáis pensando que es una quimera, que es imposible, que no tenéis tiempo… Todos disponemos de 24 horas, y realmente cada uno las utiliza a su manera de acuerdo con sus prioridades. Los muy jóvenes pueden pensar que ya tendrán tiempo para ambas cosas cuando sean más mayores… Allá ellos. Cada día se están descubriendo más y más enfermedades que se pueden prevenir teniendo en cuenta estas dos prioridades. • Para alimentarse bien, algo que siempre está en boca de todos los encuestados, tanto en la radio como sobre todo en la televisión, hay que tener realmente unos pequeños conocimientos sobre el tema, que os iré desgranando en la sección de nutrición. • Y para el ejercicio hay varias posibilidades. • Si sacáis tiempo libre, y todo dependerá de lo importante que sea para vosotros vuestra salud, podéis asistir tres veces a la semana como mínimo a un buen gimnasio, con pocos alumnos, para que el monitor, al principio, os enseñe individualmente a hacer a cada uno los ejercicios correspondientes, sincronizando siempre respiración y movimiento, inspiración y tensión, expiración y relajamiento. Y que, de vez en cuando os observe para corregiros. • Hay muchísimos métodos e irán saliendo muchos más. Lo importante es que se muevan cada día todos los músculos de nuestro cuerpo, de los pies, dedos de los pies, tobillos, piernas, muslos, abdomen, cintura, espalda, hombros, brazos, manos, dedos de las manos, muñecas, cuello, cervicales… y hasta los músculos de la cara • Aunque la persona tenga un trabajo en el que está todo el día de pie, y acabe al final agotado, peluqueros, dependientes… solo mueven durante todo el día los mismos músculos, de manera repetitiva… y los demás se acaban atrofiando. Si hace algo de ejercicio la enseñaran a relajar los que están cansados y a ejercitar los que están dormidos. • Si se tiene fuerza de voluntad y constancia, lo ideal es un entrenador personal que os dé, al principio, unas pautas para hacer una pequeña “tabla” desde casa. Os las aprendéis, las escribís y archiváis para tenerlas siempre a mano, y las realizáis en vuestro domicilio, cuándo podáis, oyendo música, “escuchando” algo interesante que hayáis grabado en la televisión o que os bajáis del ordenador. Lo ideal sería hacerlo 4 o 5 días a la semana. Conviene hacer una revisión, con este mismo entrenador, una vez al año para corregir vicios que se van creando, y consultar periódicamente en el ordenador las observaciones que escribisteis. Os puedo asegurar que funciona. • Pero los muy jóvenes pensarán que los achaques están muy lejos y que ya lo harán más tarde, y los de una cierta edad pensarán que “total ya…” y el Dr. Gisbert , poner aquí el enlace de su libro, nunca es demasiado tarde para cuidarse y nunca demasiado pronto. NUTRICIÓN ¿Qué es alimentarse bien? Consiste en hacer lo que se llama una dieta lo más variada y equilibrada posible. Como la palabra dieta me horroriza, yo diría comer de todo, es decir toda clase de hortalizas y frutas, fuentes de vitaminas y minerales, proteínas animales, carnes, pescados y huevos, proteínas vegetales, que se absorben algo peor, legumbres, cereales y frutos secos, y, grasas preferentemente aceite de oliva virgen extra, vehículo de las vitaminas liposolubles y de ciertos antioxidantes como el selenio. Los hidratos de carbono de absorción rápida como los dulces y bollería, sobre todo la industrial, solo de vez en cuando, por puro placer Pero como en la actualidad muchos jóvenes comen solo cuatro cosas, o cambian de hábitos y aprenden a comer, algo que tarde o temprano se enseñará desde la primera infancia, en cuanto el niño empieza a tomar de todo, o el futuro que les espera será tenebroso, a menos que se invente alguna “píldora maravillosa” que contrarreste de una tacada todos los daños, que son muchos, producidos por una mala alimentación durante muchos años. Si al niño, desde el año, no se le ofrecen golosinas, ni piruletas y demás snaks, tan ricos al paladar, pero tan malos en general para la obesidad y para las caries, si se trata de “chuches” dulces, tanto mejor. Ya las conocerá y probará cuando sea mayor, y mejor solo de vez en cuando. Sin embargo hoy en muchos comercios en los que se entra con un bebé-niño de un año, lo primero que se les ofrece es una golosina. Cuanto más tarde las pruebe mejor, y solo de vez en cuando. Y si ve poca televisión tanto mejor. Un estudio científico que se hizo hace muy pocos años en Gran Bretaña aconsejaba que los niños menores de tres años no vieran la televisión, ni siquiera los múltiples CDs y programas producidos especialmente para ellos. No es bueno para su desarrollo psíquico ni para su vista. Pero es un recurso tan bueno… para que se callen y se queden como idiotizados, absortos. TECNOLOGÍAS CULINARIAS Si un individuo joven o mayor, hombre o mujer, decide independizarse, de sus padres o de su pareja, y en principio no lo hace de manera transitoria, puesto que tiene más o menos un programa de vida futura, y si está concienciado de lo importante que es una alimentación saludable, quizás lo primero que necesita es una nevera y un congelador. Si solo piensa conservar alimentos congelados previamente, solo necesitará un aparato congelador, o un combi con un solo motor, que alcance los 18º bajo cero. Esto es lo que se llama de manera pseudo científica un “conservador” y no es un verdadero congelador, solo sirve, como su nombre indica para conservar alimentos ya congelados. Y si este aparato no baja de estos 18º, habrá que tener la precaución de transportar los congelados que se adquieran siempre en una bolsa térmica y lo más rápidamente posible ya que si durante el camino estos alimentos pierden frío, es decir pasan de 18º a 16º bajo cero, cuando se introduzcan de nuevo en nuestro aparato, sobre todo si son varios, harán subir su temperatura, que también podrá aumentar en uno o varios grados y nada estropea más a cualquier alimento congelado, sea crudo o cocinado, que estas oscilaciones de temperatura que es lo que se llama “rotura de la cadena del frío”. La mayoría de las personas congela a esta temperatura de 18º bajo cero, incluso las que tienen un verdadero congelador de 4 estrellas, tanto pescados y carnes frescas, como platos caseros cocinados. Como los resultados que se obtienen al consumirlos no les gustan, porque han perdido sabor, o han cambiado de textura, aunque desde el punto de vista microbiológico no han sufrido ninguna alteración, afirman rotundamente y con mucha cara de asco que “los congelador no me gustan”. Las normas internacionales, de las que nadie se acuerda, ni siquiera los que venden estos aparatos pero que existen y aquí están, ver páginas en francés que hablan de ella, dicen que para congelar alimentos frescos o alimentos ya cocinados se necesitan 4 estrellas, y como a cada estrella le corresponden 6º bajo cero, lo que se llama congelador de verdad y no solo conservador es aquél que puede bajar por lo menos a 24º bajo cero. Pero estos congeladores, los combis buenos con dos motores y los congeladores tipo arcón o armario, tienen un botón de congelación rápida que al pulsarlo baja hasta los 28 o 30º bajo cero. Y cuanto más baja sea la temperatura tanto mejor ya que un exceso de frío nunca perjudica. La ultra congelación industrial, se hace de 40º bajo en adelante. Según En el último número de Archives of International Medicine se demostró que en 3.000 pacientes con patologías cardiacas y reumáticas, los que realizaban algún tipo de actividad física reducían sus nervios y preocupaciones. Esteban Jódar, jefe de Endocrinología y Nutrición del hospital Quirón de Madrid, dice que tenemos los adolescentes más obesos de Europa. Dentro de poco, jóvenes y adultos, y un porcentaje muy relevante de ellos tendrán diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia = síndrome metabólico, y se perderán años de esperanza de vida. En uno de los últimos congresos de pediatría en Sidney, estas nuevas generaciones pueden ser las primeras en la historia de la humanidad que tengan una esperanza de vida inferior a la de sus padres. Para evitar que los niños actuales sean obesos lo primero que hay que hacer es limitarles las horas delante del ordenador, videojuegos, y evitar al mismo tiempo la ingesta de refrescos ricos en azúcares y reducir drásticamente la bollería industrial, eliminar los picoteos y chucherías y dedicarles más tiempo de ocio pero de ocio activo, excursiones, marchas, bicicleta por sitios seguros, futbol, baloncesto. Una comida rápida, hamburguesa industrial tiene 1000 calorías y un paquete de palomitas = copiar de Gisbert.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: